sábado, 26 de marzo de 2011

Hoy se celebra la Hora del planeta

Extraído de: elcomercio.pe

Por: MARILIA PASTOR

 

Trabajemos la memoria ¿Qué hizo el último sábado de marzo del 2010, a las 8:30 p.m.? ¿Estaba en su casa viendo televisión? ¿Salió y dejó enchufados el microondas y las lámparas o formó parte de los millones de peruanos que durante una hora apagaron las luces para darle un breve respiro a la

Tierra?

Por tercer año consecutivo, se celebrará en nuestro país “La hora del planeta”, iniciativa del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) que busca que las personas (en 128 países) apaguen las luces –y cualquier aparato eléctrico prescindible– durante una hora, como un llamado a la acción para hacerle frente al cambio climático.

Si integró el primer grupo, porque se olvidó de la campaña, este año tiene la oportunidad de que sea diferente. A partir de las 8:30 p.m., casas, parques, calles, locales públicos y privados se encontrarán a oscuras. Pero eso no significa que la vida se detenga y tenga que estar sentado mirando el techo hasta que pueda volver a prender la luz.

Este día se está convirtiendo en sinónimo de fiesta, que tendrá su actividad principal en la Plaza de Armas. Desde un escenario, levantado en el pasaje Santa Rosa, la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, bajará un switch, de forma simbólica, tras lo cual quedarán a oscuras lugares emblemáticos del Centro Histórico como el Palacio de Gobierno, la Catedral de Lima, la plaza San Martín, el cerro San Cristóbal, entre otros. Aquí mismo, como una muestra de energía alternativa, Coca-Cola encenderá un cartel LED, a partir del pedaleo de tres bicicletas –con lo que no se emitirán partículas contaminantes–, que será la imagen de “La hora del planeta”.

Así como esta, otras 15 municipalidades limeñas se han unido a la campaña. San Borja, San Isidro, Barranco y Jesús María, entre otros, apagarán el alumbrado público de sus principales avenidas y locales. Tan solo en Miraflores se espera que participen más de cinco mil personas. Todos ellos vecinos y turistas dispuestos a tomar por asalto las calles y celebrar colectivamente este día.

¿A DÓNDE IR?
Si su hogar ya está a oscuras, pero no le convence la idea de salir al parque, no se preocupe. Son varias las actividades que se han programando para quienes desean aprovechar la oportunidad y hacer algo distinto.

¿Qué le parece un campamento? La Municipalidad de San Miguel y la Asociación Peruana de Scouts están organizando una excursión en la Costa Verde que contará con diferentes competencias, dirigidas a jóvenes de hasta 22 años. Si cree que por pasar la edad no está invitado, se equivoca. Si bien concursar está fuera de los límites, durante el día podrá disfrutar de exhibiciones de capoeira, conciertos de rock y exposiciones sobre el cambio climático.

Pero si lo suyo es la música, acérquese al centro Fundación Telefónica, donde un grupo de percusionistas, liderados por Edson León, tocarán cajón durante los 60 minutos que dura la iniciativa. Es más, si toca algún instrumento vaya con él y únase al concierto.

Mientras que diferentes restaurantes han optado por ofrecer cenas especiales para la ocasión. Tanto Delphos Bistró como Oceanus Wine Bar & Restaurant, pertenecientes al hotel Los Delfines, han preparado una cena de tres platos que se disfrutará acompañado por la música de piano en vivo. Por su parte, el hotel Sheraton instalará telescopios en su frontis. Con suerte, se observará el planeta Saturno y la constelación Orión. Adentro, en el restaurante La Cúpula, se ha preparado un menú de cuatro platos que se disfrutará a la luz de las velas. Finalmente, La Folie Café decidió unir esta iniciativa ambiental con la ayuda social. A las 7:30 p.m., una hora antes de que inicie la jornada, se presentarán la violinista Pauchi Sasaki y Ares Escudero en un espectáculo de arte visual y danza moderna que ofrecerá lo recaudado a los damnificados por el terremoto en Japón.

Estas son tan solo algunas de las actividades que se están planeando para mañana. Usted mismo puede llamar a un grupo de amigos y pensar cómo se divertirán más. Claro, siempre con la consigna de estar a oscuras. Por último, si se queda en casa, no es la gran pesadilla. ¿Por qué no recordar los juegos de la infancia? Vuelva a jugar a las escondidas, improvise un teatro de sombras o cuente historias de terror. Es otra forma de divertirse.

AL INTERIOR DEL PERÚ
La iniciativa no se ha quedado solo en Lima. Según, Kjeld Nielsen, director de Comunicaciones y Márketing de WWF Perú, “La hora del planeta” tendrá presencia en todo el país. Hasta el momento, son 18 las regiones que han confirmado su participación; aunque se sabe que diferentes organizaciones medioambientales e instituciones educativas están preparando, por su cuenta, diversas actividades para apoyar la causa. “Estamos presentes en la costa, sierra y selva”, sostiene.

En el Cusco, los hoteles, casas y restaurantes del Valle Sagrado de los Incas apagarán sus luces. Lo mismo harán los locales de la isla Suasi del lago Titicaca. Mientras que, en el norte, no se han quedado con los brazos cruzados. La asociación Cambya, que pertenece al Movimiento Ciudadano Frente al Cambio Climático (Moccic), alista toda una fiesta en la Plaza Cívica de José Leonardo Ortiz, en Chiclayo. Ellos esperan que 2 mil personas se sumen a la celebración, que comenzará a las 4 p.m., la cual incluirá un paseo de antorchas (hechas con material reciclado), exposiciones de videos y documentales, música y juegos. Como ve, no es necesario estar en Lima para apoyar el día y hacer algo diferente.

EL LÍDER AUSTRALIA
Tal vez no lo recuerde, pero la primera vez que se puso en marcha la idea fue en Sydney (Australia), en el 2007, donde 2,2 millones de personas se sumaron a la iniciativa como un llamado a la acción frente al cambio climático. A partir de allí, creció cada vez más. Al año siguiente fueron 50 millones de personas, de 380 ciudades alrededor del mundo, las que participaron. Así, monumentos representativos como la Torre Eiffel (Francia), el Partenón (Grecia) o la Torre de Pisa (Italia) se sumieron en la oscuridad por una noche. En el 2009, fue la primera vez que los peruanos nos unimos y, durante esa hora, se logró reducir en 15% el consumo nacional de electricidad. Otra vez lo podemos lograr.

MÁS QUE UNA HORA
Se cumplió la hora: 9:31 p.m. Se vuelven a prender las luces, se enchufa el televisor y se pone a calentar la terma para el día siguiente y nos olvidamos del tema hasta el próximo año. ¡Error! Con apagar las luces por una hora, un día de los 364 del año, no es suficiente. No se olvide que, además de divertirse, la idea principal es que nosotros mismos debemos adoptar nuevas costumbres. Por algo, el eslogan de este año es: “La hora del planeta, mucho más que una hora”. ¿Se anima a probar?

Acá le brindamos un par de consejo sencillos que cualquiera de nosotros puede hacer. Para empezar, se deben cambiar los focos incandescentes por ahorradores. Estos consumen 80% menos de energía y duran ocho veces más. También, hay que recordar desenchufar los aparatos eléctricos pues estos siguen gastando energía estando conectados. Y sobre todo, evite utilizar los aparatos eléctricos durante las horas punta (6 a 10 p.m.). Aunque no lo parezcan, estos ligeros cambios en su estilo de vida pueden ser significativos al momento de combatir el cambio climático. Inténtelo, todo comienza con apagar un switch.

0 comentarios:

Publicar un comentario