jueves, 26 de septiembre de 2013

DEBATE: Pro y contra de la Marihuana

Por: Ronny Gamboa (Estudiante de la Pontificia Universidad Católica del Perú)

El Blog de Topo no se responsabiliza por los artículos firmados como este. Su publicación NO supone el respaldo de los argumentos. El Blog de Topo no promueve el consumo de marihuana.

La marihuana, una planta del demonio para unos y una planta del rey para otros. ¿Por qué esta planta entra tanto en polémica en la sociedad? Pues los que están en contra alegan que esta planta destruye la salud del ser humano, te vuelve violento, adictivo e irresponsable en las actividades diarias. ¿Será cierto?, lo que la ciencia informa es que hay algo más allá de la planta. Nos remontamos a los años 20, en donde la ley la perseguía porque fue el momento en donde tuvo un auge y la sociedad afirmaba por casi un siglo que era causante de comportamientos psicóticos y violentos. Hoy la consumen 200 millones de personas en el mudo y es la sustancia ilegal más consumida que existe.

Muchos afirman que el consumo de marihuana causa cáncer y deficiencias en la salud del cuerpo humano. Hoy muchas universidades revelan en sus estudios científicos que no solo no causa cáncer, sino también los combate. Según los experimentos con animales realizados por Manuel Guzmán en la Universidad Complutense de Madrid a finales de 1990 revelaron que un cannabinoide sintético inyectado directamente en un tumor maligno en el cerebro podría erradicarlo. Se confirma las propiedades anticancerígenas de los compuestos derivados de la marihuana. La marihuana está compuesta de THC y emuladores sintéticos, estos dejando las células sanas ilesas matan las células tumorales. Ninguna droga de quimioterapia podía matar solo las células sanas, al contrario, mataba las células buenas como malas sin discriminar.

Hoy en día la mayoría de la sociedad relaciona la violencia, delincuencia, robo y lo más cercano a ellos con el consumo de marihuana. Al contrario del alcohol y las drogas que contienen químicos, la marihuana no desata una conducta agresiva por lo que es difícil relacionarla con los actos mencionados. No afirmo que nunca puedan ocurrir, de hecho, es muy probable que ocurra pero lo que va a diferenciar es la madurez del consumidor- y este es un problema por el cual no se legaliza la marihuana aún en el país- ya que la marihuana hace entrar en un estado de “relajación” ( La mayoría de los receptores de cannabinoides se encuentran en zonas del cerebro relacionadas con el placer, la memoria, el pensamiento, la concentración, la percepción sensorial y del tiempo y la coordinación de movimientos.) siguiendo un estado de meditación. Un mito muy común: “Cundo consumes la marihuana eres otro”. Mito erróneo ya que sigues siendo el mismo, solo que-hablando vulgarmente- con una mente más creativa y crítica para ver tú alrededor. Es por esto que muchos artistas (pintores, músicos, escritores) la consumen.

Ahora, muchas veces hemos escuchado decir a una persona: ¡No fumes marihuana que te puedes volver adictivo! Para empezar, la marihuana a diferencia del alcohol no crea una dependencia física, lo que crea es-para casos extremos- una dependencia psicológica y estas dos dependencias son diferentes. Empecemos por la dependencia física, es ocasionada por el alcohol y demás drogas químicas. El alcohol es una droga muy dañina al igual que el cigarro con la diferencia que estas dos están aceptadas socialmente, los efectos que ocasiona el alcohol son de intoxicación al cuerpo que no entraremos más en detalle porque no hay que ser un “genio” para saberlo, además, que no es el tema. La dependencia física consiste en la necesidad del organismo de consumir el objeto (sea alcohol o cigarro). Además de ser objetiva ya que es consecuencia directa del consumo de la sustancia adictiva (recordemos que también crea dependencia psicológica).

La dependencia psicológica, ocasionada por la marihuana. Este tipo de dependencia es subjetiva ya que depende del sujeto. Un ejemplo: Siempre antes de comer el almuerzo consumes marihuana. Ya que esto se ha convertido en un hábito, relacionas la acción de comer con fumar y es por esto que no te sentirás bien cada vez que comas sin consumirla. Esto en general no tiene consecuencias físicas y es más fácil de superarlo si es que llegas al caso. Tenemos que aclarar que para crear una dependencia tienes que consumirla en exceso a diario. Y si llegas a tener la dependencia es probable que sufras en el aprendizaje, ya que puede provocar bajos niveles de concentración y una disminución de la memoria. No puede llegar más lejos que eso, hasta ahora no se reporta ni un muerto a causa del consumo de marihuana.

Me parece importante mencionar que no existe sobredosis de marihuana, bueno sí, pero es casi imposible que se dé. Para romper este mito nos basamos a diferentes estudios realizados con ratas. Este estudio tuvo como objetivo matar al animal dándole el consumo de excesiva dosis de marihuana. El resultado fue negativo, lo cual se afirma que para sufrir una sobredosis de marihuana se necesita fumar 256 kilos de marihuana en 15 minutos, lo cual es imposible.

Para terminar, me veo obligado a informar que la marihuana es usada, en otras sociedades, como una planta medicinal (ya que lo es). No solo es anticancerígena sino que previene calma dolores, abre el apetito, es remedio para el asma, reduce el daño causado por el alcohol, previene enfermedades de la piel, reduce la progresión de la enfermedad hepática, etc. Esta planta es considerada “sagrada” para los que pertenecen a la cultura rastafari (Jamaica), ya que es parte de su cultura consumirla para un fin personal. Para el teórico rasta, Rodrigo Pérez: “La hierba es la salud de la nación, como el alcohol es la destrucción de la humanidad”. Este considera que fumar marihuana es “un acto positivo hacia el Creador en donde se realza el poder de la meditación y se revela la presencia divina que vive dentro de todos’’.

No intento hacer una apología sobre el consumo de marihuana, simplemente intento dar a conocer los pro y contra de esta planta, ya que a mi parecer está muy mal vista en nuestra sociedad a causa de los consumidores que la utilizan negativamente. Mucha gente crítica ignorantemente a esta planta sin saber sus beneficios y, como cualquier objeto, el consumo excesivo no puede resultar beneficioso. Mi punto de vista es que para consumirla hay que estar preparados: La voluntad debe ser más fuerte que la tentación. Si la consumes sé suficientemente maduro y si no, es mejor que no te veas obligado a hacerlo si no te genera una atención.

1 comentarios:

  1. muy buen pos.. sirve para aclarar muchas dudas a personas que comentan sin antes inbestigar sobre este tema. ademas si es una planta pribiligiada que tenemos que protejer ya que es un regalo de DIOS para relajarnos....

    ResponderEliminar