jueves, 31 de octubre de 2013

Bembos responde sentimental reclamo de cliente como una verdadera ‘lovemark’

Un cliente de la cadena de hamburguesas Bembos, Antonio Echevarría escribió una carta en el Fanpage de la marca para expresarle lo apenado que se siente por los cambios en el servicio.

Echevarría manifestó que no le agradó el cambio de Coca Cola a Pepsi en los combos, el nuevo sabor del ají, que el pan con hot dog venga sin papas y que la carne ahora tenga un gusto a precocida y descongelada. Asimismo dijo que siente mucho amor por Bembos, que lo acompañó en diferentes momentos importantes de su vida, pero que se siente decepcionado las variaciones que ha realizado en sus productos.

Cuando todo haría suponer que el Community Manager de la empresa respondería con un frío “Gracias por tu comentario, lo tomaremos en cuenta” , Bembos superó las expectativas y le contestó recordando los momentos que pasaron juntos de niño y de joven.

La excelente respuesta culmina invitando al cliente a una reunión con  los directivos de Bembos para que les cuente en persona qué mejoras le gustaría que hagan en su servicio y finalizó con un cariñoso ‘Te quiere Mucho, tu Bembos de siempre Corazón rojo'’ demostrando ser una verdadera ‘lovemark’ o sea una marca que no solo logra posicionarse en la cabeza de los clientes, sino en su corazón.

A continuación presentamos la conversación del cliente y la empresa que están disponibles en el FB de Bembos. Prepara tu pañuelo que de seguro se te escaparán algunas lágrimas.

ANTONIO ECHEVARRÍA

Querido Bembos,
tú y yo hemos tenido una larga relación, una relación que se ha caracterizado por ser algo más que solo un sanguche y un cliente.
Durante mis años de colegio tu eras el lugar al que iba cuando mis padres me preguntaban donde quería comer.
Cuando pusiste la interfaz para hacer pedidos por internet, recuerdo que comíamos muy seguido en casa, y en el momento en el que pusiste la segunda a 1 sol, pedirlos por internet se volvió un asunto semanal.
Me he reunido con mis amigos a comer bembos, he tenido citas en bembos, reuniones familiares en bembos, cumpleaños de sobrinos y primos en bembos.
Han habido veces que he soñado con hamburguesas de bembos y, como un adicto, alguna vez he comido tanto que me he despertado al día siguiente diciendo: "Esto fue un exceso, pero valió la pena."
Creo que hemos tenido en esas épocas muy buenos momentos y fuimos muy felices juntos.
Sin embargo en algún momento no fuimos distanciando, tú innovabas en hamburguesas cada vez más extrañas y yo las probaba, pero cada vez me sabían mas grasosas, cada vez más extrañas. Entonces me mantuve con las clásicas.
Luego me fui volviendo un poco más cuidadoso, pero tú habías sacado las hamburguesas light, las ensaladas y las bembos al plato, entonces yo podía variar.
Antes me comía dos hamburguesas, ahora pedía papas y las comía con ají, fuimos adaptándonos a los cambios y pudimos vivir tranquilos un tiempo; cuando sacaste los tacos bembos de carne sentí que la magia había vuelto que era como los viejos tiempos, andaba por distintos lugares diciendole a la gente: "¿probaste el taco de bembos? El de carne está buenísimo" te soy sincero, aún lo hago.
No me indigné cuando tu ají perdió sabor y se volvió más picante, asumí que se estaba haciendo más sintético para aminorar costos de fabricación y aumentar el tiempo de vida del ají; lo acepte deportivamente, lo comencé a mezclar con mayonesa, pero ya no podía asentir cuando la gente decía que el ají de bembos era rico. Sin embargo siempre dije que bembos tenía la mejor hamburguesa y la mejor atención, que bembos no era un fast food, era un restaurante de hamburguesas, puedes preguntárselo a mis contactos, durante mucho tiempo los defendí.
Pero luego sucedió algo inesperado, cambiaste Coca-Cola por Pepsi, eso me dolió, y no me digas que fue por deseo de tus clientes o alguna cosa por el estilo, tú y yo sabemos que fue una decisión numérica, puedo entenderlo, puedo entender que vino de arriba, que cambiaron de dueños, que fue una decisión corporativa y que no era una decisión que dependía directamente de ustedes, pero lo hicieron y me dolió y creo que desde ahí las cosas no volvieron a ser iguales.
Pude ir de vuelta, pude comer las hamburguesas que tanto me gustaban, pero ya no me gustaban tanto, por primera vez las sentía pre-cocidas y descongeladas, la lechuga en la ensalada no tan fresca y me comenzó a molestar el ají.
Por primera vez en mi vida sentí que bembos estaba muy caro para lo que ofrecían y que se estaban durmiendo en la fama de años pasados, estaba dolido y desesperanzado. Pero aún quería creer.
Fui a bembos de Larco el martes 15 de octubre, tenía que almorzar y quería comer algo nuevo, había ido alguna vez y había comido los hot dogs, son muy buenos también, tienen esta balance entre innovación y sabor parrillero que tanto me gusta de bembos, pero que siento que se perdió un poco en las hamburguesas. Me di la grata sorpresa que ahora puedo cambiar mi bebida por chicha por 1 sol más, incrementa el precio pero de alguna manera soluciona el problema de la Pepsi. Me pedí un taco pues estaba algo apurado y guarde mi hotdog alemán en combo para después. El taco, como era de esperarse, estaba buenísimo.
Sin embargo más tarde cuando abrí el hotdog, estaba solo, un hotdog grande en un pan, SOLO. En serio, entiendo que pueden haber errores, pero en Primax le ponen una bolsita de papas al hilo a la frankfurter (y la venden con Coca-Cola).
Lo comí, con las papas de mi combo y el aji combinado con mayonesa y luego me puse a pensar qué hacer ¿llamar? ¿irme hasta larco? ¿pedir el libro de reclamaciones? ¿quejarme a INDECOPI?
Pero me golpeó, no estaba molesto, estuve molesto al comienzo, pero luego estuve decepcionado, este lugar al que tanto he querido me había desatendido completamente, sabía que si iba a larco o si llamaba me iban a pedir disculpas, si llamaba talvez me iban a mandar un nuevo hotdog a mi casa.
Pero esto ya no era suficiente, necesitaba hacerlo público, necesitaba decirte públicamente que esto me fastidió y que con los años he aceptado muchos cambios, siempre confiando en tí, pero poco a poco me has ido decepcionando.
Y creo que no soy el único que se siente así, creo que muchos clientes se sienten dolidos de esa manera, no sé si has cambiado tu mercado objetivo, si ya no nos quieres como clientes, pero creo que si nos quieres de vuelta debes hacer un cambio, volver a ser el bembos que se preocupa por los detalles, cuya hamburguesa se siente casera pero innovadora.
Sinceramente quiero poder decir de nuevo que Bembos es la mejor hamburguesa, quiero decirle a mis amigos "¡Vamos a comer a Bembos!" cómo lo decía hace cinco años.
En fin Bembos, la bola esta en tu cancha.

RESPUESTA DE BEMBOS

Querido Antonio,
Tus palabras nos han emocionado muchísimo. Quizás pudimos responderte antes, con un genérico “Gracias por tu comentario, lo tomaremos en cuenta” pero nuestra relación da para más, ¿no crees?
Ha sido muy lindo e intenso repasar los momentos que describes en tu carta. Te acuerdas de cada segundo que hemos compartido y eso nos llena de nostalgia. Lo más bonito para nosotros es que también recordamos esos instantes como si hubieran ocurrido no hace mucho. ¿Te acuerdas cómo hacías tu nombre con las papas sobre la bandeja? ¿Cómo decías un nombre que no era el tuyo en la fila de pedidos y luego nos reíamos juntos cuando se anunciaba por el micrófono? ¿Recuerdas esas veces en las que nos visitaste solo, y el silencio no fue incómodo porque nosotros dos fuimos suficiente? Antonio, ¡es importante que no nos olvidemos nunca de esos momentos!
Y luego, sin darnos cuenta, nos comenzamos a distanciar. Nuestras nuevas hamburguesas no te convencieron, sentiste que nuestro ají no era el de antes, y nuestras decisiones de marca no fueron tus favoritas. Es difícil para nosotros que nos escribas esto, así hayas escogido palabras muy sutiles y cuidadosas para hacerlo. Pero tenemos que enfrentar la realidad: Antonio, hemos cambiado. En los últimos años hemos querido llegar a más y más personas y construir miles de historias lindas como la nuestra (por favor no seas muy duro con nuestra relación abierta ) Tú sabes que es difícil admitir los errores, pero tenemos que hacerlo y te pedimos disculpas, de corazón.
Nosotros entendemos perfectamente tu decepción, pero creemos que aquello que nos une sigue siendo tan fuerte como antes. Tú sigues siendo Antonio y nosotros seguimos siendo Bembos. Y aunque momentos como este hagan pensar lo contrario, para nosotros lo más importante sigue siendo tu felicidad. Queremos volver a ser los de antes. Queremos ser lo primero que extrañas cuando te vas del Perú y lo primero que visitas al volver, que si el taxista piensa que no eres de acá, te hable de nosotros. No pierdas la fe en lo nuestro, Antonio. Vamos a trabajar para que todo mejore; tal vez tarde un tiempo pero te prometemos esto no quedará solo en palabras.
Quizás sea un poco mandado pensar en esto en un momento tan difícil, pero creemos que ha llegado la hora de llevar nuestra relación al siguiente paso. Antonio, queremos que visites nuestra casa y conozcas a nuestros padres. Creemos que en persona podremos solucionar las cosas mejor. Por favor, escríbenos un mensaje privado para coordinar nuestra cita.
No te rindas, Antonio. Te quiere mucho,
Tu Bembos de siempre Corazón rojo

7 comentarios:

  1. Al fin cambiaron la toxica Coca Cola x una rica Pepsi!!

    ResponderEliminar
  2. yo ODIO las hamburgesas solo voy a bembos por los helados y el menu pechugon! , sin embargo!!!!!!, desde que un dia fui a bembos y le compre un helado a mi sobrina de 5 años , de la nada se me ocurrio probarlo y sabia como a DETERGENTE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! o sea!!! NI MAS VOLVI A COMPRAR HELADOS EN BEMBOS , a pesar de q me cambiaron el helado por otro sabor , YA FUE, aun sigo yendo por el menu pechugon pero bembos no es mi primera opcion no vale lo q cuesta

    ResponderEliminar
  3. Jajaja le metió un florazo al corazón y la hamburguesa de cartón congelado sigue siendo el plato fuerte de bembos con su pepsi jajajaa

    ResponderEliminar
  4. Marketing puro. Hace año que Bembos es cualquier cosa. ¿Llorar? ¿con este marketing barato? Eso es para débiles mentales.

    ResponderEliminar