lunes, 13 de enero de 2014

10 acciones para reencontrarte contigo mismo

image

El día a día en una ciudad tan agitada como Lima y cumplir con la rutina sin tener un minuto para un respiro terminan por convertirnos en una máquina que cumple sus funciones y actividades en piloto automático.

Esto resulta peligroso cuando descuidamos reservar un momento personal para meditar, reflexionar o simplemente disfrutar de la soledad. Estar en constante contacto con los demás en el colegio, la universidad o el trabajo y vivir en un exigente ritmo de competencia genera que dejemos de hacer las cosas que nos gusta por cumplir con el ritmo de vida que nos impone la sociedad.

Por eso, El Blog de Topo propone una sugerente lista de 10 actividades que podrás realizar para reencontrarte con tu otro yo, ese yo más íntimo y sincero que solo tú conoces. Lejos de los amigos y la presión social. La soledad no hay que verla como un pasivo, sino como un momento clave para reestructurar nuestros pensamientos y pasarla bien libremente.

1. PREPARA UN POSTRE Y COMPÁRTELO

¿A quién no le gusta adquirir una nueva habilidad? Si crees no tener talento para la cocina o no experimentarla por temor al fracaso es momento de un nuevo reto y probar suerte en la repostería. Preparar un postre siguiendo una receta, comprando los ingredientes y comenzar una nueva aventura entre harinas será entretenido. Salga rico o no comerás un producto hecho por ti y si salió delicioso puedes invitarlo a tus amigos para que se den cuenta lo bien que lo hiciste.

2. MONTAR BICICLETA

No es lo mismo que un carro o una moto. Montar bicicleta en las ciclo vías de Lima como la de la avenida Salaverry, Arequipa o San Borja Norte te ponen en contacto con la naturaleza por su formato de transitar entre los árboles. Es una gran posibilidad de escapar del caótico tráfico limeño. Además, es bueno para salud y te ayuda a despejar la mente. Llegar a la meta trazada y parar un rato por un refresco o sándwich al terminar inundará una profunda satisfacción en ti.

3. SALIR A PASEAR

Caminar y pensar es una gran combinación. Hay lugares con vistas preciosas para crear nuevos proyectos, revisar tus sueños, suspirar por un amor o meditar alguna decisión. Puedes caminar por la Costa Verde, el Olivar o el Circuito Mágico del Agua. Otra alternativa es descubrir nuevos lugares en la ciudad. El espíritu aventurero nunca falla si eres amante de lo nuevo, tomar fotografías o buscar un nuevo ‘hueco’ para comer o entretenerte en otra oportunidad.

4. LEER UN LIBRO

Leer nos hace libres y despierta nuestra imaginación. Sumergirnos en las páginas de un texto es enrumbarnos en una travesía fantástica donde solo tiene límites en nuestro pensamiento. Déjate atrapar por una historia, novela o investigación así tendrás nuevos puntos de vista al ver las cosas.

5. VISITAR UN MUSEO O GALERÍA DE ARTE

El contraste entre la realidad y la fantasía, el momento donde las ideas vuelan y nos reencontramos con nuestra historia enriquecen nuestra memoria. Por eso, visitar un museo o contemplar una galería de arte recambian el oxígeno del cerebro con nuevos conocimientos.

6. IR DE SHOPPING

Una tarde de compras es una terapia para desestresarte que no debe ser tabú exclusivo para las mujeres. Buscar la ropa o zapatillas que necesitas, probarte nuevas prendas y ajustar tu nuevo look a tus gustos o tendencias harán de una simple visita al centro comercial en una oportunidad para reinventarte y renovar tu imagen.

7. ESCUCHAR MÚSICA

Dime que música escuchas y te diré quien eres. Colocar el CD de tu cantante favorito y solamente estar atento a la melodía no tiene precio. La letra de algunas canciones especiales guardan recuerdos y significados diferentes para cada persona. Es por eso que para un mejor resultado evita hacer otra actividad mientras tienes en los parlantes la música de tu agrado. Si puedes, canta y baila.

8. IR AL CLUB

Cuando ir a la playa no es factible, ir al club es una gran alternativa de diversión. Puedes hacer ejercicio en el gimnasio, conocer gente nueva o refrescarte en la piscina. Cambiar el repetitivo ambiente de la casa por el club te dará otro ánimo.

9. REVIVIR RECUERDOS

Para entender quien eres hoy siempre es bueno revivir ciertos momentos importantes de nuestra vida y no olvidarnos quien fuimos en el pasado. Esos recuerdos están plasmados en las fotos del viejo álbum de la casa. Al ver las fotos no hay que fijarnos en cuanto envejecimos sino cuantas situaciones agradables nos regaló la vida y cuantas más estarán por pasar. Además puedes aprovechar para leer esas cartas de amor, amistad o de familiares que has recibido a lo largo de los años.

10. TOMAR UN RETIRO

Quizá les tome por sorpresa esta sugerencia y la asocien rápidamente con la confirmación o una seguidilla de rezos. No es una idea santurrona, más bien es una gran posibilidad de reflexionar sobre nuestras acciones, cómo manejamos la vida y cómo tratamos a nuestros familiares y amigos. Puedes consultar en parroquias o grupos religiosos que brindan este servicio. Ir solo te ayudará a encontrar un clima de meditación ideal.

PUEDES LEER TAMBIÉN 10 PEQUEÑAS ACCIONES PARA CAMBIAR EL MUNDO

0 comentarios:

Publicar un comentario