Columna X

¡Lee la columna más controversial de El Blog de Topo!

Ránking de las mejores universidades de Lima

El Blog de Topo le presenta el ranking de mejores universidades de Lima adaptadas y comentadas con todo lo que debes (y no debes) conocer.

Buenos Lugares para pasar el rato en Miraflores

Un recorrido por el Parque Kennedy, para encontrar algunos lugares que no debes dejar de visitar.

Seis juegos divertidos para beber licor.

El Blog de Topo te ofrece una lista de 6 juegos sencillos para hacerlos en casa y pasar un momento agradable entre amigos, riéndose de las estupideces del otro, integrarse y estar ‘ready’ para el ‘tono’.

10 palabras de moda en los jóvenes limeños.

Los adolescentes siempre tratan de imponer un estilo fresco y único que los identifique entre ellos. El Blog de Topo propone una lista de las 10 palabras que más usan los jóvenes de Lima.

miércoles, 23 de abril de 2014

Top 10: Distracciones comunes al estudiar

Dirección y Actuación: Adrián Meléndez (Estudiante de Comunicación Audiovisual de la PUCP)

image¿Alguna vez cuando has querido estudiar has encontrado miles de estímulos distractores que dificultan tu intento por concentrarte en el libro que debes repasar? La respuesta más común es sí. En la actualidad, la aparición de aparatos electrónicos ha contribuido a estropear los momentos de estudio de los jóvenes. Las llamadas telefónicas, las alertas de Facebook o los videojuegos son los más comunes. Aunque, finalmente, la voluntad es nuestra siempre encontramos algo para distraernos.

En un divertido video, Adrián Meléndez, nos presenta con un estilo fresco y único una lista con las 10 distracciones comunes al estudiar.

Adrián Meléndez

 

lunes, 21 de abril de 2014

El llanto del ciego: Los compadres

Columna El Llanto del Ciego / Por: Ángel Reyes

Hace algunos días fueron incinerados los restos del querido Pedro Maldonado, que en vida fue considerado como una figura de la literatura, pero cuya alma ahora ha partido. Lo que ahora sus incondicionales seguidores y yo nos preguntamos es si su alma está en un lugar mejor o en uno peor, o si tal vez se reencarnó o está deambulando sin rumbo por el orbe. Todos sus aficionados deben pensar que un espíritu dedicado a un oficio tan inofensivo como el literario por muchos años merece estar descansando en un lugar que en la imaginación aparece como blanco, nuboso y pacífico. Pero lo que no imaginan es que los obstáculos y problemas que tuvo con sus colegas escaladores en su aventura hacia la cima pueden poner en discusión la intachable reputación que tuvo.

Me interesé por el paradero de su alma y les pregunté a sus más leales amigos qué actitudes lo caracterizaron. Afirmaron que era perseverante y que era amoroso con sus seres queridos; sin embargo, también lo tildaron de fosforito, afirmaron que no practicaba la templanza y que sus celos eran bastante notorios cuando sentía que alguien lo superaba. Estas últimas actitudes mencionadas son una referencia para poner en jaque la teoría de que el alma de Pedrito esté en aquel ambiente blanco y apaciguado. Sin embargo, las cualidades que mencionan reducen, por otro lado, las posibilidades de que esté en un escenario opuesto: rojo, cálido y cubierto de lava. Ante eso es difícil saber dónde está su alma. Creo que pierdo tiempo tratando de descifrar con argumentos algo sobrenatural.

 

 

-¿Este lugar existe? Siempre me jalaban en los exámenes de Religión del colegio por no reconocer que estos escenarios de cuentos de hadas eran reales –se quejó Pedro con temor.

-Silencio, Maldonado –le gritó el ser grande, colorado y atemorizante que lo vigilaba-. Hay alguien que lleva años esperando por usted.

-Ya es hora de que se descubra la verdad, Pedro –le dijo José con voz baja y más ronca de lo usual-. Llevo años aquí en el purgatorio, esperando tu muerte, porque no quieren sentenciarme sin escuchar tu versión del percance que tuvimos en nuestros años gloriosos.

-Necesito saber cuál fue el motivo de que usted le haya pegado a Iguarán hace más de medio siglo –interrumpió la criatura-, muchos mortales se preguntan eso y ustedes no se moverán de aquí hasta que me digan la verdad.

-¿De qué otra forma quieres que te lo cuente? –Protestó José-. Ya te dije que Pedro no hacía lo que necesitaba su mujer para ser feliz y yo pagué los platos rotos por tratar de alivianar el asunto, pero eso quedó en el pasado y solo es una simple anécdota.

-No confío mucho en escritores, así que cállese –interrumpió con furia la criatura-. Por favor, Pedro Maldonado, cuénteme su versión de la historia. Lo veo un poco nervioso.

-A ver, no entiendo –contestó confundido Pedro-. ¿No se supone que estoy muerto? ¿Por qué tengo que estar en este lugar tan feo con José, que murió hace bastante tiempo, y contigo, un personaje ficticio?

-¡Qué ilusos son estos ateos! -pensó la criatura-. Si contestas tú, contesto yo –replicó.

-Es verdad que no tenía mucho tiempo para complacerla como a ella le hubiese gustado en aquellos días de tanto trabajo y fama, pero tú te aprovechaste de su tristeza y te aventuraste a besarla. Ella confió en ti y tu solo pensaste en tus manías de escritor retraído –explicó dirigiéndose a José-. Eso es lo que ocurrió y no quiero que pase a mayores, ahora sí quiero saber para qué sirve este lugar.

-Fuiste uno de los mejores escritores de tu época y ayudaste a varios de tus amigos en momentos delicados, pero también protagonizaste varias peleas y me informan que todos los curiosos del mundo terrenal se preguntan por qué agrediste a José. Así que estarás acá en el purgatorio, que como ya habrás notado es un lugar muy útil, hasta que se aclare totalmente ese misterio –sentenció la criatura.

 

 

Me despedí de la mansa y envejecida mujer de Pedro y le prometí que sería discreto con la exclusiva información que me proporcionó acerca de la pelea más memorable que protagonizó su marido. Obviamente, como buen periodista, romperé mi palabra y soltaré todo lo que la mujer me dijo: ella estaba llorando en una tarde lluviosa porque sentía que Pedro no le dedicaba el tiempo suficiente y si lo hacía no la complacía como a ella le hubiese gustado, entonces apareció José y fue a abrazarla mientras ella describía su agonía, así fue como José recordó que la vida solo se vivía una vez y acercó su mostacho en plenitud al rostro de la refinada dama. Me consta que la arrechura es común en los escritores, pero José Iguarán tuvo la pluma muy inquieta y traicionó a su colega.

Después de haberme enterado de lo que ocurrió pienso que era previsible que por causa de aquella traición, el controversial Pedro, débil e impulsivo, haya desatado toda su furia impactando su puño derecho sobre el bigote de José. No quiero seguir imaginando tantos pelos bañados de una manera que me hacía recordar al juego de las damas ni a la mujer llorando desconsoladamente en el momento del golpe cuando en su interior gozaba que dos hombres tan influyentes a nivel mundial estén peleando por ella. Lo que sí quiero imaginar con exactitud es el lugar en el que se encuentra el espíritu del amigo Maldonado. No es que me interese mucho, ni siquiera leí sus libros, pero no he preparado nada para mi columna periodística de mañana y no se me ocurre de qué más opinar.

sábado, 19 de abril de 2014

Tinta en cenizas: Un luto obligado

Escribe: Mauricio Chereque L. (ESTUDIANTE DE LITERATURA HISPÁNICA EN PUCP)mauricio chereque lizarzaburu

Quisiera, antes que nada, agradecer a Fernando Eslava por el espacio que me ha brindado en su moderna plataforma “El blog de topo” para opinar sobre literatura, política y fútbol, haciendo un periodismo accesible, juvenil y de calidad.

El nombre de la columna viene a raíz del mayor enemigo de la tinta: el fuego. Y en parte quiero que los artículos que pueblen esta columna sean las cenizas del fuego de la literatura, del fuego del cine, del fuego de la política, del fuego del fútbol.

Mi intención original era extenderme en mi explicación del título de este espacio y sobretodo explicar más detalladamente lo que pretendo con este espacio; no obstante, ayer la triste noticia del fallecimiento de Gabriel García Márquez nos sumió en una profunda tristeza a todos los que tuvimos el privilegio de leerlo y ya que él fue grande, tanto como escritor y como periodista, sería un pecado mortal no dedicarle unas palabras al mayor exponente del realismo mágico, con quien queramos o no todos aquellos que escribimos o practicamos el periodismo estamos en deuda.

Hablar de García Márquez es hablar de Macondo y hablar de Macondo es hablar de “Cien años de soledad” el libro que más veces he releído, siempre hallando una diferente apreciación de una novela que es “El Quijote” latinoamericano. Una novela total que nos sintetiza la historia de la humanidad (incluido su final) con un extraordinario manejo del lenguaje, entretejiendo una historia que quedará siempre en la memoria de sus lectores y trascenderá generaciones y me atrevo decir que hasta siglos, porque “Cien años de soledad” está condenada a una perpetua apreciación y estudios por su n es grandeza y profundidad.

No obstante, no mencionar otras grandes novelas del premio Nobel de 1982 sería mezquino. Una de ellas, la que el mismo Gabo consideraba su obra favorita, “El amor en los tiempos de cólera” es la novela que más me ha tocado sentimentalmente hablando, la historia de la perpetuidad de un amor puro contada de la mejor y única manera que puede ser contada una historia de ese tipo. Y una de las novelas más cortas de García Márquez, de la que puedo decir que fue la primera novela no-juvenil que leí “Crónica de una muerte anunciada” en la que empieza contándonos el desenlace de la misma, entremezclando la ficción con una prosa muy periodística. Pues García Márquez, antes de ser un escritor no fue un académico como Vargas Llosa o Borges, ni un profesor como Cortázar, ni diplomático como Neruda, sino un periodista y uno que no se contentó con narrarnos la cotidianidad de lo real, sino de hacer de lo cotidiano ficción y hacer de este tipo de ficción un emblema latinoamericano que nos identifica y nos hermana a todos como latinoamericanos.

Gracias Gabo!! Por tu maravillosa obra literaria; y gracias al Blog de Topo por esta oportunidad.

jueves, 10 de abril de 2014

Los adolescentes y el desarrollo de su masculinidad

La pelea por demostrar quien es el más macho en la cultura popular limeña
Generalmente los hombres entre 14 y 17 años van viviendo nuevas experiencias en su vida y el comportamiento que tienen con su grupo de pares se convierte en una competencia asolapada. Todos los jóvenes al parar con sus amigos son conscientes que están en un ring para demostrar quién es el ‘más macho’, aunque nadie lo diga abiertamente. Actividades como ir al gimnasio, jugar fútbol o practicar artes marciales con los amigos es una forma de gritar a viva voz ‘Soy hombre’ porque existe el temor de que la masculinidad pueda perderse y eso es considerado, por muchos, como peligroso. De ahí la explicación de por qué algunos padres le dicen a sus hijos ‘pórtate como hombre’, ‘ríete como hombre’ o los llevan a debutar a penas cumplen 18 años para que ‘se hagan hombres’, justamente por la creencia popular a que pueden pierder la hombría y se vuelvan homosexuales.
La amistad en esta edad es muy volátil. No se respeta el código de amigos y existen pugnas en el interior del grupo al luchar por el amor de una mujer. El líder del grupo tendrá que poner las cosas en su lugar. Siempre habrá un referente. Aquel hombre grande, hábil, valiente y fuerte que impone respeto frente a los demás. Ese que manda, que es rudo, que se la da de ‘cachero’. A ese hombre se le conoce como el ‘Macho Alfa’ porque, además, tiene éxito con las mujeres, ya que las féminas se sienten protegidas al estar con uno de esa especie y más aún si sabe bailar salsa.
Cuando los adolescentes se reúnen para tomar unas chelas en las esquinas de los parques tratan de afirmarse como ‘machos’ en el grupo, se comparan entre ellos para hacer una competencia de masculinidad. ‘Ser el más hombre’ da satisfacción personal, orgullo y poder por encima de los demás.
Con ayuda de lo que señala la antropóloga Norma Fuller en ‘Fronteras y Retos: Varones de clase media en el Perú’ ensayaremos 3 campos que desarrolla la masculinidad en el Perú.
CAMPO NATURAL
En nuestra sociedad, los adolescentes, demuestran la virilidad principalmente siendo el más fuerte y el más potente. En otras palabras ser capaz de penetrar a una mujer. Es por eso que los jóvenes organizan fiestas peras (o semáforo) con alto contenido sexual, van juntos al ‘chongo’ o a una casa de citas. Mientras los jóvenes se juntan para tomar un trago o fumar un cigarro siempre están revoloteando tres temas de conversación que, a propósito, tienen la finalidad de demostrar que son bien hombres. El tema por excelencia es la primera relación sexual. Cada individuo saca a la luz como fue su primer ‘polvo’, con quien, en qué circunstancia, cuanto duró, cómo lo hizo. Sobre este punto los jóvenes tienden a exagerar sus aventuras entre sábanas sobre todo en el tema de las poses, la duración y en comentar el disfrute de la acompañante.
Por otro lado, decir que se peleó con otro hombre otorga mayor prestigio de macho. El agarrarse a golpes hace más fuerte al sujeto e inspira una imagen de temor, de valentía. Si perdiste la batalla quedarás como una persona que no permite que manchen su honor y está dispuesta a todo. Si ganaste el duelo quedas como todo un hombre, que impone respeto y asume el liderazgo. Las borracheras también son contadas con carácter épico. ‘Nos quedamos chupando hasta las 6 de la mañana’, ‘Tomamos 5 cajas de chela y seguíamos parados’ son frases comunes que escuchamos a quienes se enorgullecen de que el trago no les hace efecto rápido y tienen un poder de resistencia alucinante.
Sin embargo, con el paso del tiempo, esta imagen de fuerza que la mujer interpreta como protección puede hacer retratar al hombre como un animal, un ‘enfermo’ y mañoso porque la dama comienza a buscar un hombre más tierno.
CAMPO DOMÉSTICO
El hombre al cumplir la mayoría de edad ya tiene la obligación de comportarse como una persona madura y responsable. Eso exigen las enamoradas quienes ven al hombre ya no como un fortachón que las proteja sino como una persona que sea un buen padre, cariñoso, comprensivo, proveedor de cosas, sensible, más de casa. Por eso que las chicas exigen a su pareja que pase más tiempo con ella en la casa. A pesar de ese pedido el hombre tiene que encontrar un equilibrio. Fuerte en la calle y tierno en la casa. Claro, que cuando esté en la calle tendrá que soportar las burlas de sus amigos. Recibirán insultos machistas como ‘pisado’ y ‘saco largo’.
CAMPO PÚBLICO
En la calle, el hombre debe ser el ‘papi riqui’, el ‘más más’. El varón tiene la necesidad de ‘que lo vean’ es por eso que acostumbra tomar las chelas en las esquinas de las calles y parques y no en la casa. Además que el hogar es visto como un ambiente más para la mujer y la calle para el hombre. En la vía pública el macho se presenta como una persona de éxito, como poderoso, por eso es un buen sitio para conocer más gente y hacer redes sociales humanas de contactos. No obstante, algunas personas que ven al hombre libando en la calle lo tildarán de irresponsable. Cabe destacar, que en este campo existen espacios de desahogo como las cantinas donde popularmente la gente va a contar sus penas y los burdeles donde los hombres sacian el instinto sexual que no es complacido por una novia.

lunes, 7 de abril de 2014

¿Qué debe tener un adolescente en su billetera?

La billetera se ha convertido en un accesorio importante, principalmente del hombre. Es un complemento vital que acompaña al varón en todo momento. Tradicionalmente son de cuero y se guardan en el bolsillo trasero del pantalón; sin embargo, con el paso de los años, el concepto de billetera ha ido cambiando gradualmente. Ahora se da más espacio a las tarjetas de crédito, se ha añadido el espacio para monedas y los diseños se han vuelto más casuales, sport y juveniles.

Dicen que la billetera es fiel reflejo de su dueño y en ella se encuentran los carnets de vital utilidad para el hombre. Aunque algunos misios solo guardan una ‘luca’ y un profiláctico (preservativo, condón, sombrerito) para una eventual sesión amatoria. El Blog de Topo presenta una lista con lo recomendable que debes portar en tu billetera.

DOCUMENTO NACIONAL DE IDENTIDAD (DNI)

Es muy importante portar el DNI para cualquier transacción económica y sobretodo para que la ‘tombería’ no te retenga y te lleve a la ‘cómica’. Estar indocumentado podría ser un problema en caso de emergencia o accidente. Si falleces es mejor tener tu DNI para que facilites los trámites y no estés como NN en la morgue.

DINERO EN EFECTIVO

Una billetera sin plata no tiene sentido. Siempre es bueno cargar algo de ‘fichas’ para cualquier gasto o compra. Al salir verifica si tienes billetes de 10 y 20 soles para demorarte menos en tus pagos.

TARJETA DE CRÉDITO/DÉBITO

Tener mucho dinero en efectivo tampoco es bueno. Con la ola de asaltos y crímenes que azota nuestra ciudad es mejor poseer una tarjeta de crédito o débito. Además, este plástico es el favorito de las flacas. Cuando lo ven, sobre todo en una discoteca, pueden cumplir tus más oscuras fantasías. También, puedes usarlo para hacer menos colas en el banco. A sus clientes preferentes le asignan más colaboradores en ventanilla.

TARJETA DE TRANSPORTE

Es sistema de transporte en la capital va cambiando poco a poco. El Metropolitano y el Metro de Lima emplean una tarjeta inteligente para el cobro de sus servicios de transporte. Se sugiere tener cargado 10 soles para evitar hacer las largas colas para abonar el pasaje, sobre todo, en horas puntas. Recuerda tramitar tu tarjeta preferencial de medio pasaje.

ID DE CENTRO DE ESTUDIOS

Si estudias en algún instituto, universidad u otro centro de educación superior es casi una ley portar la tarjeta de identificación para poder ingresar a tu casa de estudios, usar la biblioteca y todos los servicios que como alumno tienes derecho. 

CARNET UNIVERSITARIO

Si tienes que hacer rutas largas en ómnibus o combi el carnet universitario te ayudará a ahorrarte algunos céntimos. Pagar medio pasaje es un derecho para los estudiantes de institutos y universidades. Sin embargo, algunos cobradores y ‘ferchos’ quieren pasarse de ‘pendejos’ y no quieren hacer el descuento correspondiente. Qué no nos pisen el poncho. Por otro lado, un conocido cine ofrece descuentos con dicho carné por períodos de tiempo. ¿Quién dijo que no servía para nada?

TARJETA DE DESCUENTOS O PUNTOS

El ahorro es una clave para el éxito. Por eso tarjetas de acumulación de puntos para descuentos como las del cine o Bonus te ayudarán en compras futuras a gastar un poco menos. Otras como la Hut Card y la tarjeta del Club Crisol te dará descuentos con solo presentarla. Averigua qué establecimientos otorgan una tarjeta preferencial a sus clientes. Por ejemplo, si eres hincha del Sporting Cristal con el pase celeste puedes disfrutar de todos los partidos de local a un precio menor.

CARNET DEL CLUB

Para todo hombre es importante tener un club social para conversar en privado con sus amigos pasando un momento agradable de relax y deporte. Esa cultura de descanso y privacidad se debe formar desde joven. ¿A quién no le gusta ir a la piscina, almorzar y jugar fútbol o tenis en el club?. Uno nunca sabe en qué momento necesitarás un lugar lejos de la rutina con la flaca o los patas, así que esa tarjeta no debe faltar en la billetera.

¿Y tú guardas otra cosa en tu billetera?