jueves, 7 de agosto de 2014

Conociendo a los barristas de Universitario

Investigación: Fernando Eslava

polo

CALENTAMIENTO

El fútbol peruano no atraviesa un buen momento, va sumando fracaso tras fracaso en la palestra internacional; sin embargo, el fervor y la pasión por alentar a un equipo de fútbol está intacto. No es lo mismo ver jugar a tu equipo favorito por televisión que estar en el mismo estadio viviendo cada segundo la magia que sólo brinda el deporte rey. Pero, tampoco en el estadio la sensación es la misma. En la tribuna popular, donde está la barra principal, la euforia, nerviosismo o desencanto se viven a su máxima expresión. 

Te preguntarás que hace ‘El Topo’ en la Tribuna Norte. Lo mismo me pregunté yo cuando estuve parado en las graderías del Estadio Monumental. Soy hincha de Alianza Lima, pero aprendí que hay momentos en que debo dejar de lado mi concepción pasional del fútbol, sobre todo cuando tengo que realizar una crónica. Una crónica de lujo que muestra, por primera vez, de forma tan completa, la filosofía de un barrista de Universitario de Deportes. En la presente investigación intentaremos analizar el estilo de vida de un barrista de Universitario de Deportes, cómo se organizan, qué actividades realizan, qué los motiva a actuar con un afán fundamentalista y conocer su opinión sobre diversos temas relacionados con su fanatismo y el impacto social que ello representa.

¿Quiere saber cuál es el accionar de un grupo de la Trinchera Norte? Descúbralo en este artículo de lujo sobre el fenómeno social más grande del Perú. Con ustedes: Conociendo a los barristas de Universitario a partir de una etnografía al grupo Santa U Catalina que ejemplificará a lo que se vive en todos los grupos de barra de la U. Para esta investigación entrevistamos a 3 de sus integrantes (‘Manolo’, ‘Biña’ y ‘Patán’) y con quienes acudimos al estadio.

VIDEO EXCLUSIVO – SANTA U CATALINA (Míralo en HD)

El Blog de Topo

¿QUÉ ES LA TRINCHERA NORTE?

La Trinchera Norte es la barra principal del club Universitario de Deportes. Se ubica en la tribuna popular norte del estadio Monumental de Ate, donde son locales o en el coloso donde corresponda jugar al equipo. La barra se formó oficialmente el 9 de noviembre de 1988 con las personas que, en vez de ir a la tribuna Oriente con los demás hinchas, decidían acudir a Norte porque el precio era menor. Tres jóvenes con algunas botellas de ron, un papel y un lapicero fueron suficientes para dar inicio a uno de los fenómenos sociales más grandes del país. Aunque no solo el tema económico fue un factor decisivo para su fundación: ´´Norte se formó como respuesta a aquellos cagones de Sur que solían corretear a nuestros hinchas’’ (Castro, 1994:164). En aquellos años, la dirigencia del club, amenazaba con castigar a los hinchas que cometan actos violentos suspendiéndolos de la barra de Oriente y enviándolos a la popular Norte. Los miembros de esta barra se caracterizan por ser ´´la voz radical de la hinchada´´ y son los mayores fiscalizadores de la dirigencia. También se encargan de criticar cualquier irregularidad en el manejo del equipo y exigir a los jugadores ´´dejar hasta la última gota de sudor en la cancha’’.

´´La hinchada de Norte está conformada por niños y jóvenes principalmente entre los 12 y 30 años. Su composición social es muy heterogénea: estudiantes universitarios y profesionales’’ (Castro, 1994: 164). En la visita a la tribuna Norte y en las entrevistas a miembros de Santa U Catalina pude comprobar que los hinchas de Norte no pertenecen a un determinado estrato social, pues hay personas de todos los niveles socioeconómicos y provienen de diferentes distritos de Lima como Breña, Cercado, El Agustino, San Juan de Miraflores, San Borja, San Isidro, Miraflores, por citar solo algunos.

Para poder entender el estilo de vida de los barristas vamos a enfocarnos en Santa U Catalina, pero, primero conozcamos la organización de la Trinchera Norte para saber qué papel tiene este grupo en la barra principal.

ORGANIZACIÓN DE LA TRINCHERA NORTE

La Trinchera Norte ha ido creciendo en número de miembros año tras año, lo que motivó al grupo de fanáticos a dividirse en grupos de acuerdo a conos y barrios para hacer factible una mejor organización, la cual es vertical y jerárquica. La dirigencia de la Trinchera encabeza la organización que agrupa a 4 conos de Lima: norte, este, oeste y sur. En el cono norte se encuentra el grupo Justicia y otros de San Martín de Porres, Los Olivos, Independencia, Callao, Comas, Puente Piedra, Ancón, entre otros. Los del cono oeste agrupan principalmente a seguidores de La Molina y del grupo La Turba, por soltar algunos nombres. En el cono este destacan La Tropa de San Juan de Lurigancho, El Agustino y Locura La Victoria. Mientras que en el cono sur se encuentra La Causa, Surco, Chorrillos, Villa María del Triunfo, San Juan de Miraflores, Lurín, etc.

Nuestro objeto de estudio, Santa U Catalina, junto a otros grupos de San Borja y San Luis conforman la barra La Causa, la cual pertenece al Cono Sur. La Causa fue fundada en San Borja el 19 de febrero de 1992 y en la actualidad presenta filiales en Chiclayo y Tarapoto. Por su parte, Santa U Catalina fue fundada en 1996 como barrio de La Causa, barra a la cual pertenece y guarda lealtad.

Para ilustrar con mayor detalle la ubicación jerárquica de Santa U Catalina mostraremos el siguiente gráfico.

image

SANTA U CATALINA

Santa U Catalina está conformado por alrededor de 20 jóvenes hinchas de la U en La Victoria. Dos de ellos fueron mis compañeros de colegio y me presentaron a 3 de sus principales integrantes a quienes les pedí una entrevista. Una noche de jueves, antes de participar en su reunión de barra me citaron a las 7 de la noche en el Parque Grafiti ubicado atrás de la Avenida Canadá cerca al cruce con la Avenida del Aire (Av. Guardia Civil). Ya había estado por esa zona antes, puesto que es cerca a mi casa. A pesar de eso decidí ir 5 minutos antes para explorar el entorno. Los barristas ya estaban esperándome sentados en una esquina preocupados por saber de qué se trata mi trabajo y dudosos si exponer sus rostro ante la cámara. Mis fines académicos los convencieron y accedieron a colaborar con la etnografía. Me recibió ‘Brillo’ quien se ofreció gentilmente a ser el camarógrafo. Los elegidos para ser entrevistados fueron ‘Patán’, ‘Biña’ y ‘Manolo’.

Zona de dominio

En el mundo de las barras, se ‘coloniza’ un espacio cuando tienen en el ‘barrio a colonizar’ una cantidad de miembros representativa de hinchas para ir al estadio, no exista una presencia mayor de simpatizantes del equipo contrario, mantengan comunicación con una barra de mayor jerarquía y quizá, aunque no tan relevante, apoyo logístico para participar de las actividades. Es imposible que en un mismo barrio sea dominado por barristas de Alianza Lima y Universitario. Sus representantes tendrán que luchar la supremacía del lugar. O es de las ‘gallinas’ o es de los ‘cagones’. La zona de dominio de Santa U Catalina es precisamente la Urbanización Santa Catalina en La Victoria. Este barrio es de carácter residencial y es habitado por personas de clase media, siendo considerada la zona más vistosa del distrito victoriano. Por su mayor cercanía con San Borja y al parecer por marcar distancia con la zona periférica del distrito decidieron juntarse con otros hinchas merengues de San Luis y San Borja para ser incluidos dentro de La Causa. La urbanización Santa Catalina está ubicada entre las avenidas Javier Prado, Paseo de la República, Canadá, Luis Aldana, Del Aire (Guardia Civil) y Aviación.

El perfil del barrista

Realizamos una pequeña encuesta para conocer los prejuicios que se han formado en la colectividad respecto a un barrista de fútbol. La mayoría coincidió en calificarlos como delincuentes, agresivos, maleducados, groseros, de escasos recursos, drogadictos, alcohólicos, mañosos, vagos y que provienen de familias disfuncionales. Ante esto, los barristas entrevistados mostraron su rechazo. ‘Patán’ dijo que ´´la gente asocia la barra con la delincuencia, pero el estilo de vida de un barrista es distinto´´, luego prosigue ´´creen que todos los barristas son malcriados y delincuentes´´. El barrista ‘Manolo’ se sintió ofendido con los prejuicios que tiene la gente sobre ellos y se defendió: ´´Yo no soy ningún delincuente, yo estudio, trabajo, tengo mi familia y eso no quita que sea un barrista´´. ‘Biña’ nos contó que los delincuentes infiltrados buscan encontrar una identidad en la tribuna: ´´La mayoría de delincuentes buscan un refugio y por eso dicen ser barristas para no decir <<soy choro>>’’

image

image

En Santa U Catalina sus miembros son generalmente de clase media. Las personas que trabajan apoyan económicamente a los más jóvenes cuando les falta dinero para sus entradas y los que tienen vehículo jalan a los demás para ir al estadio ocasionalmente. Durante las entrevistas y en la visita al estadio la gran mayoría estaba vestido con ropa deportiva y algunos preferían usar blue jean. Debido al frio unos usaban poleras o casacas. Cabe aclarar, que por disposición de la Policía los polos alusivos al grupo de barra del que eres miembro quedaron prohibidos en las tribunas del Monumental de Ate. Se escuchó en todo momento un lenguaje bélico y lisuras producto de hipotéticos enfrentamientos contra otros grupos de la U o barras adversarias. Al menos esas eran sus conversaciones.

La frase ´´estilo de vida´´ suena como un cliché de la barra de la U, pero, en realidad si uno descubre un poco a este grupo de jóvenes te darás cuenta que Universitario marca la pauta en sus agendas y se apodera de su rutina normal.

image

En Santa U Catalina, como todo grupo de la barra, se hacen redes sociales humanas como una familia para protección o favor por favor. Los amigos que se hacen en la barra es para ´´tomar juntos, estar juntos e ir al estadio juntos´´, señala ‘Patán’, quien también precisó que su labor como amigos e hinchas de la U es ´´Involucrar a la gente joven que no siente pasión por la crema. Queremos mostrar cómo es el verdadero hincha de Universitario de Deportes’’. ‘Manolo’ dejó en claro que ´´Más que un grupo o barrio somos una familia´´. La confianza es algo que se va formando en este grupo como en cualquier grupo de amigos y se va ganando al contarse sus problemas, yendo a fiestas y estar borrachos juntos. Patán dijo que la U le regaló una familia: ´´Me ha dado alegrías y también me ha dado tristeza, pero siempre ha sido un refugio como una religión porque uno en el estadio ve a sus propios hermanos. La U me da emociones y adrenalina´´.

Actividades, economía y responsabilidad social

Los miembros de Santa U Catalina realizan polladas, parrilladas, campeonatos y otras actividades para financiar los viajes a provincia para continuar alentando al equipo por el que hinchan. Además, con el dinero que recaudan, ayudan económicamente a los amigos que se encuentran mal de salud o quienes se encuentren en prisión. En navidad junto a los otros grupos de La Causa apoyan ‘La navidad del niño crema’ en el que ofrecen una chocolatada y un momento de alegría a niños de escasos recursos.

Un día de la semana en la noche, los miembros de Santa U Catalina se reúnen en un parque de San Borja con La Causa, la barra a la que pertenecen. En estas reuniones coordinan el lugar y hora de encuentro para el siguiente partido de Universitario como local, anuncian cuál será la comitiva que viajará para el próximo compromiso de la U como visitante en provincia, se preparan si existen rumores de haber una bronca e informan si tendrán disponible movilidad o deberán utilizar transporte público. Estas conversaciones están acompañadas por licor y cigarros en un contexto coloquial.

Manifestaciones culturales y religión

El grupo social en estudio también expresa su adhesión al club mediante pintas y murales que también sirven para marcar territorio. En el estadio cantan los cánticos de la U para alentar a su equipo. Me sorprendió su capacidad de organización para mandar a hacer stickers, llaveros y polos que los identifiquen. Muchos de los stickers son pegados en mostradores bodegas, rejas, muros o postes de su zona de dominio para darse a conocer a las personas que pasen por ahí. Para los barristas cremas la música en honor a Universitario es fiesta popular en la tribuna, cantan para alentar y presionar al equipo.

El fundamentalismo y fanatismo que tienen los hinchas de la U para con su equipo hace propicio comparar a Universitario con una religión. Podemos hacer la siguiente analogía: Lo que en una iglesia vendría a ser el Templo, en la U sería el estadio Monumental; lo que en una religión es Dios, en la U sería Lolo Fernández y mientras que en una religión hay alabanzas en la U son los cánticos de la tribuna.  Es importante destacar la importancia y el valor simbólico que tiene Teodoro ‘Lolo’ Fernández para los hinchas cremas. ‘Lolo’ fue un jugador de la década del 30 que se caracterizó por desarrollar toda su carrera futbolística en Universitario de Deportes rechazando altísimas ofertas económicas para jugar por otros clubes del extranjero. El fanático crema recoge de él el valor de la lealtad que es uno de los más valorados por ellos: ´´Lolo es un ídolo máximo que nunca se cambió de camiseta por amor al club. Eso lo vemos con el <<Puma (José Luis Carranza)>>´´

La experiencia en la tribuna norte

IMG_20140608_152123994

El domingo 8 de junio de 2014 jugaban en la tarde Universitario contra Sport Huancayo por el Campeonato Descentralizado. Era el primer partido de la U en la edición 2014 del torneo y los ánimos estaban tensos debido a el Monumental de Ate volvía a abrir sus puertas luego de un enfrentamiento entre hinchas de la U que arrojó como saldo negativo a un fallecido. En la interna de los barristas se rumoreaba broncas entre conos por el tema de las entradas y el rechazo al Gerente Deportivo del club, Jorge Vidal, a quien acusaban de dividir a los hinchas.

Mi informante me citó en las Torres de San Borja donde la gente se sumaría a la delegación completa de La Causa. En el camino comienza a caer una fuerte lluvia y me percato que la mayoría utiliza capuchas. Observo el tatuaje de ‘Manolo’ que lleva en el pecho. Es el escudo de la U. Llegamos al punto de encuentro y aprovecho para comprar una gaseosa. En ese momento escucho que los barristas dicen que tienen que prepararse para ‘mechar’ porque otra barra los estará esperando para pelearse. Se instauró un estado de miedo constante, una sensación de estar en una verdadera guerra. Los líderes confirman que no hay movilidad y que tenemos que ir al paradero para tomar un ómnibus de transporte público. Lo tomamos en el cruce de las avenidas Javier Prado y Guardia Civil. Precisamente en la esquina de Mc Donald’s. Subimos cerca de 15 personas al bus y las personas que estaban dentro, sobre todo las señoras, se escandalizaron con nuestra presencia. Muchos de los pasajeros asumían que éramos un grupo de delincuentes que robaríamos sus cosas. Una chica que cargaba un paquete de Ripley increpó a la conductora del vehículo por habernos dejado subir y le dijo ´´me van a robar´´. Otras personas mostraron su preocupación bajándose del bus sin haber llegado a su destino. En el trayecto los barristas comenzaron a arengar fuertemente en favor de su equipo cantando y chancando la lata del ómnibus. Una anciana visiblemente incómoda protestó pidiendo silencio mientras que la conductora se bajó del bus para calmar a los jóvenes barristas. Por supuesto no asaltaron a los pasajeros, pero algunos se abstuvieron de pagar pasaje.

Llegamos al óvalo del colegio Alpamayo y ahí se encontraban los barristas de otro grupo para pelear con nosotros. Digo nosotros porque me encontraba con ellos. Mi informante y yo nos separamos del grupo y nos acercamos al cordón policial para sobreguardar mi integridad. Otros de la barra nos siguieron, pero algunos hicieron frente a la pelea que fue apaciguada por efectivos de la Policía Nacional quienes trasladaron a la comisaría a los revoltosos. Las cuadras que separaban nuestra ubicación del ingreso al Estadio fueron pura fiesta. Cantando y arengando en favor a la U hasta ingresar a la tribuna. Para entrar tuve que pasar rigurosos controles policiales como el escaneo de mi DNI, la revisión de mis prendas y pertenencias y ser filmado por una cámara de la PNP.

IMG_20140608_144044490

En la popular Norte, al principio se vivieron momentos tensos por la decisión del gerente deportivo Vidal de partir la tribuna en dos. Sin embargo, el ambiente de fiesta se reestableció y todos pudieron alentar a su equipo con sus respectivos grupos. Vale destacar que la Policía prohibió el uso de polos distintivos a un grupo o barra, así como las banderas, banderolas, bombardas, instrumentos y aquella otra cosa que ´´incite a la violencia´´. Aunque la Policía hacía esfuerzos por evitar el consumo de droga en las tribunas, era común observar a algunos barristas de la U fumando marihuana. El concepto de familia comentado por los barristas durante la entrevista lo pude percibir al momento de cantar todos abrazados, se saludan, se reencuentran, hay confianza en comentar sobre el equipo en el entretiempo, hacer pogo durante los goles. Esto ocurre así ´´nunca se conozcan (…) ya que en cada uno de ellos existe un sentimiento vivo de pertenencia e identidad a una misma comunidad. Dichos sentimientos generan intensas relaciones de camaradería y complicidad que superan las diferencias étnicas o de clase que pudieran tener sus miembros´´ (Panfichi, 1997:19). Verdaderamente son una familia.

eltopo

Adaptado de la investigación presentada en el curso Antropología de Estudios Generales Letras de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Obtuvo la calificación más alta.

Bibliografía

CASTRO, Raúl / 1994 No pedimos ni damos tregua. Barras de fútbol y violencia en el estadio. Lima

PANFICHI, Aldo y otros / 1997 Fútbol: Identidad, violencia y tradicionalidad. Lima: PUCP

0 comentarios:

Publicar un comentario