sábado, 21 de septiembre de 2013

¿Cómo somos los peruanos? 2/2

Por: Ángel Reyes / El Llanto del Ciego

Investigación para el curso Perú en Tiempos Modernos de Estudios Generales Letras de la Pontificia Universidad Católica del Perú

Lee la primera parte

¿Cómo somos los peruanos? Parte 2 de 2

El proceso de independencia y rechazo a lo español demuestra el sentimieto de rebeldía que tenemos los peruanos actualmente, pero queda aún abordar los orígenes de la creatividad de esta sociedad. No es lógico pensar que esta cualidad es habitual en nosotros porque nos iluminó una fuerza sobrehumana o porque somos unos predestinados, es mejor que empecemos a darnos cuenta que somos una sociedad compuesta por blancos, indios y negros (sin contar otros grupos migrantes que llegaron más adelante y también aportaron a la mezcla). Todas esas etnias, que han ido mezclándose a lo largo de la historia del Perú moderno, habían arribado con diferentes maneras de pensar y afrontar la vida diaria. Pocos países muestran en su población una variedad étnica tan rica como la que tiene el Perú, es por ello que con el proceso de mestizaje se han ido asimilando los diferentes conocimientos y tradiciones culturales entre las etnias que se han ido instalando dentro de nuestro territorio. Esto podría originarse incluso entre dos personas que apenas se conocen: si ambas están forzadas a vivir bajo el mismo techo, pero tienen diferentes maneras de pensar, al comienzo se notará el odio y desprecio recíproco por el hecho de no conocerse bien y discrepar en muchos temas; sin embargo, con el paso del tiempo los conocimientos que ambos tienen se irán transmitiendo mutuamente y ambos empiezan a tener maña, experiencia y creatividad para afrontar problemas de diversos niveles. Lo mismo ha ocurrido con las etnias instaladas en el Perú, en los inicios de la época colonial, la cultura española había sido la dominante, pero la mezcla con las culturas indígena y negra le han dado variedad a la manera de pensar más allá de la intolerancia que se generó en principio. Básicamente eso es el Perú ideológicamente, una nación pluricultural, una nación que se ha formado bajo el respaldo de por lo menos tres etnias y que siempre está abierto al diálogo y al debate para forjar una identidad a partir de múltiples formas de pensar.

Realmente es impresionante y único el proceso de formación cultural que ha tenido nuestra nación desde los tiempos modernos hasta la actualidad, pero no toda nuestra identidad está basada en las etnias que se han ido instalando a lo largo de los últimos siglos a nuestro territorio, de hecho el proceso de globalización ha sido vital en adaptar muchas tradiciones extranjeras como nuestras y celebrarlas a nuestra manera. A partir de eso nos podemos dar cuenta de que los peruanos, como imagen de creatividad, buscamos darnos algunos asuetos y celebrar de manera única y peculiar entre nosotros. Es así como hemos ido adaptando costumbres como Navidad, Día de la madre, Día del trabajo, Halloween, Día de los inocentes, entre otras. Estas celebraciones no tienen nada que ver con nuestros orígenes, simplemente las hemos adherido a nuestra cultura, agregándole el toque peruano. Un ejemplo de esta distorsión es la celebración de la Navidad, en la que tradicionalmente se celebra comiendo pavo; pero acá, algunos se mata a muchos otros animales para cambiar el esquema internacionalmente establecido para celebrar esta fiesta.

Otro factor muy relevante en el comportamiento de nuestra sociedad es el crecimiento de los medios de comunicación en los últimos cincuenta años, ya que estos han formado valores y antivalores, pero llaman más la atención los últimos por el hecho de que son los que más se han notado. La Iglesia Católica, los canales de televisión y los periódicos, con el dominio del grupo El Comercio han sido los mayores manipuladores de almas dentro de nuestra sociedad; y al darse cuenta de esto, los peruanos, tan creativos e inteligentes, se muestran resentidos por tratar de ser manipulados por estas entidades que solo buscan incrementar sus ganancias materiales y aliarse con los gobiernos de turno. Este sentimiento fomenta aún más la idea del peruano de rebelarse ante los grupos de poder y no respaldarlos porque no reciben información que de verdad les sea útil, por el contrario, los medios de comunicación solo brindan sensacionalismo y violencia a los ojos, que de alguna manera va impactando poco a poco en la niñez y en la juventud, lo cual nos lleva a nuestra propia autodestrucción. Para darle más drama a la situación, solamente un canal de televisión le da tribuna a algunos programas que sí hacen honor a nuestra rica cultura, pero no tienen muchos patrocinadores ni se fomentan a menudo porque los grupos de poder quieren disminuir esa creatividad natural que tenemos con el fin de embrutecernos y mantenernos al margen de las grandes decisiones que se toman para seguir en lo que la globalización y sus oscuras organizaciones han establecido para nosotros.

Como síntesis de las ideas explicadas anteriormente, reitero que los antecedentes de la época colonial son los que han marcado las características de rebeldía y creatividad en la sociedad peruana, aunque también han influido la globalización y los grupos de poder en los últimos cincuenta años. Es impactante contemplar la mezcla de etnias en nuestro territorio y la nueva forma de pensar que ha generado esa fusión, pero es vital que la globalización y los medios de comunicación no consuman en su totalidad los principios que ya teníamos establecidos. Siempre es bueno un aporte externo para seguir mejorando, pero nunca hay que perder la identidad por completo, ya que eso equivale a estar muerto en vida, perdido y sin rumbo alguno.

0 comentarios:

Publicar un comentario