domingo, 9 de junio de 2013

Bebes probeta: Frutos del avance humano (Por: Fabrizio Paié)

Introducción (Fernando Eslava)

Se conoce como babe probeta al hijo fruto de la fecundación in vitro. La cual es una técnica por la cual la fecundación de los ovocitos por los espermatozoides se realiza fuera del cuerpo de la madre.

El director del Blog, por sus valores morales no se solidariza con los argumentos del autor del artículo puesto que la fecundación artificial intenta una procreación que no es fruto de la unión  conyugal. Por lo tanto, la fecundación artificial deja la procreación fuera del acto conyugal, es decir del gesto especifico de la unión de los esposos. Además, la creación humana no puede reducirse a ser objeto de una tecnología científica.

Escribe: Fabrizio Paié

En la actualidad muchas posturas se han pronunciado sobre este polémico tema. Hay quienes afirman que no es algo bueno, ni saludable (como el director del blog), pero la realidad es que estos niños representan un gran avance científico y tecnológico.

El principal argumento de esta tesis vendría a ser que es la única posibilidad de que una pareja infértil, sea uno o ambos miembros por cualquier causa, puedan tener hijos sanguíneos. Es decir, que porten su material genético.

Otra ventaja que este método es que permite a los médicos seleccionar el cigoto más fuerte garantizando una buena salud e integridad en el futuro del niño.

También, es posible resaltar la increíble hazaña científica que esto representa debido a que no solo consiste en la fertilización artificial sino en la correcta implantación en el vientre materno.

En contra de este método se han pronunciado muchas religiones por considerarlo anti natural y una vida no concebida por Dios. Pero, dejando de lado las connotaciones religiosas existen ciertos riesgos como el rechazo del vientre de la madre o la posibilidad de un fallo en la implantación ocasionando mal formaciones, daños o la muerte del embrión.

En conclusión, la fecundación in vitro es factible y se debe recurrir a ella pero debe darse con el mayor profesionalismo y cuidado posible por parte de lo médicos especialistas.

0 comentarios:

Publicar un comentario