domingo, 30 de junio de 2013

Diarios de medicina: ¡Quiero ser médico!

El Blog de Topo se enorgullece a presentar la primera columna de Hugo Poves, estudiante de medicina de la Universidad de San Martín de Porres. El futuro galeno nos contará sus motivaciones. experiencias y expectativas que tiene respecto a su carrera y su futuro profesional.

Escribe: Hugo Poves – USMP

Todos, muchas veces en nuestras vidas, tenemos que tomar decisiones de diferente intensidad o importancia pero claves para construir el futuro de nuestras vidas. Hace poco, tomé la que hasta ahora es la decisión que implica más responsabilidades y el buen uso de mi libertad: la elección de mi profesión.

Desde pequeño, soñé con ser un exitoso profesional. Al pasar los años, ya sentía ese deseo de realización personal tras haber culminado la etapa escolar cosechando buenos resultados; era el momento de dar el gran paso. Yo no fui de esas personas que pensaron y dudaron hasta el último minuto la carrera a escoger; por el contrario, desde pequeño era consciente que mi vocación estaba definida y era feliz con tan solo imaginármelo.

Mi nombre es Hugo Poves, soy estudiante de medicina humana de la Universidad de San Martin de Porres, hace poco más de 4 meses emprendí el reto más grande de mi vida, y prometí que iban a ser 7 años llenos tanto de sacrificio como de éxito.

Mi madre es enfermera del Hospital de la PNP. Desde que tengo uso de razón, mi mamá no dudaba en llevarme al hospital para que sus colegas me conozcan. Pero a medida que crecía, le decía a mi mamá que quería volver, no para saludar a sus amigas si no para descubrir más sobre lo que la palabra ‘salud’ significa. Y es ahí, a esa edad, cuando ya había decidido que quería estudiar.

Es increíble cuán rápido ha pasado el tiempo. Haberle puesto inyecciones a mis padres durante esta semana, me llevó a la reflexión de mi porvenir. Siempre tengo bien en claro que mi carrera es plenamente de servicio y vocación. Deseo curar personas y darles esperanzas para vivir. Apoyarlas en todo momento, valorar y conservar la vida. Mi vocación es cambiar el concepto de salud en nuestro país, brindar a todos la oportunidad de llevar una vida sana y trabajar por el bien comunitario dando un servicio de calidad.

Dicho esto, espero ansioso que disfrute cada día de nuevas experiencias, que el amor por mi carrera se incremente y luchar para ser yo quien marque la diferencia ante la realidad de la enfermedad, aliviar el dolor ajeno y llevar un testimonio de vida sano y responsable. Sé que será difícil pero estoy seguro que lo lograré.

0 comentarios:

Publicar un comentario