lunes, 11 de octubre de 2010

Mario Vargas Llosa, un grande

El escritor Mario Vargas Llosa fue reconocido con el Premio Nobel de Literatura 2010 y El Blog de Topo varió su encabezado en honor a tal reconocimiento del autor de ‘’La ciudad y los perros’’.

Sin embargo, no hemos preparado un artículo de análisis sobre esta distinción otorgada al peruano de nacimiento, MVLL porque el perspicaz e inteligente sociólogo Jorge Duárez ha redactado una nota excepcional la cual comparto a continuación.

Extraído de Polisemia

Redacta: Jorge Duárez Mendoza

HOMBRE UNIVERSAL

Fue mi abuelo René quien propició mi primer encuentro con Mario Vargas Llosa al obsequiarme "El lenguaje de la pasión", selección de artículos escritos para el diario español "El País" . Digo “encuentro” porque recuerdo que en la escuela me mandaron a leer “La ciudad y los perros” y “La fiesta del chivo”, pero en esas épocas uno disfruta más el recreo que las tareas. Leyendo cada uno de los artículos descubrí no solo a un periodista, sino a un intelectual comprometido con lo que sucede en su sociedad. Tiempo después me acerqué nuevamente al escritor, esta vez desde “¿Quién mató a Palomino Molero?”, una novela policial que despertó en mí muchas intrigas, pero que no me terminó de atrapar. Pervivía en mí la imagen de un ex candidato presidencial que había perdido la elección y que resentidamente había dejado el país, idea difundida en los 90 por el autócrata Fujimori y la prensa que le servía.

Fue años después que descubrí el valor y la profundidad de la obra de Vargas Llosa al leer “Conversación en la Catedral”, el cual llegó a mis manos como regalo de navidad de mi madre. Doy testimonio de que existen libros que pueden a uno ampliar los horizontes con los que contempla la vida, donde la lectura se convierte en una experiencia libertaria. Uno de ellos sin duda alguna es para mí la historia de Zavalita. Las formas como se relatan las experiencias familiares, la vida universitaria en San Marcos, las opciones políticas, el escenario de dictadura y corrupción lo estremecen a uno.

El vínculo entre literatura y sociedad está intensamente vivido en Mario Vargas Llosa. Sus obras han logrado lo que muchos sociólogos seguimos intentando: comprender el azar, las frustraciones y los sueños presentes en las experiencias humanas vividas en sociedad. Su obra evidencia que la condición humana no puede ser entendida sin toda esa carga de emociones, significados y opciones que experimentamos y asumimos a lo largo de nuestras vidas.

Pienso en cuan valioso hubiese sido para el Perú que el Movimiento Libertad liderado por Vargas Llosa a finales de los 80 hubiese madurado como proyecto político. Teniendo en cuenta la derecha política y periodística reaccionaria existente en mi país ¡cuánta falta hace una apuesta por la pluralidad y la defensa de los derechos individuales!, las cuales sin duda están presentes en Vargas Llosa. Si bien muchos no compartimos la posición agudamente liberal del escritor (en lo político y lo económico), es mejor debatir contra adversarios con argumentos serios que contra aquellos que piensan que se puede hacer país promoviendo el miedo y la impunidad.

Vargas Llosa se ha convertido en un hombre universal. El Premio Nobel de literatura que se le ha entregado por la “cartografía de las estructuras del poder y aceradas imágenes de la resistencia y la rebelión y la derrota del individuo” reafirma ello. Su obra traspasa fronteras nacionales y nos descubre el valor de la propia vida humana. Sin duda me siento muy orgulloso por Mario Vargas Llosa, por sus raíces peruanas, pero su obra no pertenece a un país, pertenece al mundo.

Este y muchos más artículos interesantes están el www.jorgeduarez.blogspot.com

1 comentarios:

  1. Comnparto tu opinión acerca del autor de este destacado texto. :) Mabel

    ResponderEliminar